Muchas mujeres cuando dan a luz no saben cómo retomar su práctica deportiva o no tienen claro qué disciplina puede ser la más adecuada para la situación en la que han quedado tras dar a luz.

En el blog de hoy vamos a desgranar los rasgos más importantes de cada una de las disciplinas de las que disponemos en Sanasté Studio para la recuperación postparto.

En nuestro estudio online, tras dar a luz, aunque las alumnas que se incorporen sean antiguas alumnas vuelven a pasar una evaluación postparto para ver cómo ha ido todo y analizar en qué situación se incorpora.

Para comenzar la recuperación postparto siempre le pedimos a nuestra alumna que tenga el visto bueno del profesional que haya hecho el seguimiento de su embarazo y desde ahí comenzamos a desgranar cuáles son los objetivos que tiene de cara a su recuperación.

En Sanasté Studio disponemos de varias disciplinas para la recuperación postparto:

  • Pilates postnatal: el método pilates en si mismo es beneficioso en cualquier etapa de la vida, pero en esta cobra especial relevancia por los principios básicos en los que se construyó este método.

Uno de los pilares fundamentales de pilates es la respiración: esta se basa en respiraciones profundas (durante la gestación debido al aumento del contenido abdominal la respiración puede verse alterada y acortada llegando a ser una respiración superficial).

Además durante la exhalación la alumna tiene que realizar una activación voluntaria de la musculatura del suelo pélvico y del transverso del abdomen. Esto está muy indicado para ir reactivando zonas que han podido perder fuerza durante el embarazo.

Además el método pilates se basa en el control y el trabajo postural.

La postura se ve tremendamente afectada durante la gestación por los cambios que se van generando en el cuerpo, volver a controlar los movimientos de nuestro cuerpo es vital para reeducar nuestra postura.

  • Yoga postnatal: el yoga tiene múltiples beneficios. Trabajamos fuerza, elasticidad sin perder el componente espiritual de una disciplina milenaria como esta.

En el momento de postparto el yoga postnatal se centra en la activación de ciertos bandhas (el del suelo pélvico y el del transverso, ¿os suena?).

Además, el postparto es duro no solo físicamente, este periodo nos puede generar ansiedad, estrés, nerviosismo…

En las clases de yoga postnatal practicaremos siempre una relajación final así cómo técnicas respiratorias para encontrar la calma que tanto ansiamos en estos momentos.

 

  • Hipopresivos: esta técnica fue creada por un matrón francés que vió que este tipo de apneas espiratorias favorecían la rehabilitación de mujeres que habían sufrido un prolapso de útero.

La clave de los hipopresivos es que las apneas espiratorias actúan como un ascensor visceral quitando presión al suelo pélvico y descongestionando la zona de la pelvis.

Al activar el transverso de manera involuntaria se activa el suelo pélvico, de esta manera comenzaremos a fortalecerlo sin presiones.

Además la técnica respiratoria se encaja con una serie de posturas en las que reforzaremos la musculatura profunda de la columna.

 

En definitiva, como podéis ver todas las técnicas destinadas a la recuperación postparto se centran en tres pilares muy importantes: postura, transverso y suelo pélvico.

 

Por lo tanto, si quieres un trabajo muscular más intenso, probablemente el pilates se acerque más a lo que estás buscando…

Si en cambio, quieres retomar la actividad física postparto pero te sientes agobiada, abrumada o estresada, yoga postnatal será la disciplina a la que puedas sacar más partido.

Cuando hay una afectación directa del suelo pélvico, o el objetivo principal es recuperar tu faja abdominal, los hipopresivos serán tus grandes aliados.

 

Siempre que tengas el visto bueno del profesional que ha llevado el embarazo te esperamos en Sanasté Studio para que realices tu clase de cortesía.