El Doctor Harvey Karp es el creador de la teoría del cuarto trimestre. El autor del libro “El bebé más feliz del barrio” explica que los bebés nacen tres meses “antes” y por ello durante estos primeros meses sufren problemas muy frecuentes cómo cólicos, ansiedad y trastornos del sueño.

Para Karp es simple, según él los bebés están descontentos porque han perdido el útero materno.

¿Qué ocurre con la madre en este cuarto trimestre? Comienza el camino de la maternidad. La adaptación a esta nueva situación no es fácil. La mente y el estado emocional de la madre se ven afectados tras el parto mientras que su cuerpo comienza a recuperarse poco a poco después de la gran transformación que ha sufrido durante estos meses. Es cierto que según diversos estudios realizar ejercicio en el embarazo hace que la recuperación después del parto sea más fácil, pero aun así hay que respetar los ritmos que necesita nuestro cuerpo.

Es un tiempo en el que la rutina que conocías se rompe por completo, faltan horas de sueño y descanso, surgen millones de preguntas y dudas sobre la maternidad y por si fuera poco ahora eres la completa responsable de un pequeño ser humano que depende de ti para sobrevivir.

Todo esto lleva a que el cuarto trimestre se considere el más difícil. Según un estudio realizado en hospitales y clínicas de Orlando en EEUU, hasta un 40 por cierto de las madres se sienten abrumadas, ansiosas y deprimidas tras el nacimiento de su bebé durante los primeros meses. En Sanasté Studio tenemos claro que el ejercicio después del parto no ayuda solo en la recuperación física, sino también en la recuperación emocional.

Lo primero y principal es que la mamá requiere de unos cuidados y atenciones tan especiales como el bebé. Su cuerpo acaba de pasar por una transformación física y psíquica que requiere de un tiempo de adaptación. Poder dedicarnos un mínimo de tiempo para por ejemplo realizar ejercicio después del parto es una estupenda manera de cuidarse.

Es muy importante comprender y tener claro esto ya que la madre puede necesitar ayuda, por ello en Sanasté Studio nos gusta que durante nuestras sesiones las madres y futuras madres puedan compartir sus experiencias e inquietudes encontrando así un lugar de encuentro con otras mujeres que se encuentran en la misma situación y no sólo un sitio dónde practicar ejercicio después del parto.

Dicho esto, no hay que perder la esperanza, las cosas irán mejorando poco a poco.

En este momento debemos ser como mujeres profundamente amables y amorosas con nosotras mismas. No debemos esperar volver a la normalidad inmediatamente, ni retomar nuestras actividades de inmediato tras la transformación que hemos vivido durante estos meses. En Sanasté Studio respetamos al máximo el tiempo de recuperación de cada mujer, y siempre enfocamos el ejercicio después del parto desde un punto de vista de salud y no tanto de estética ya que el cuerpo tiene que sanar .

El cuarto trimestre puede ser el más difícil de todos. Los cambios que suceden en esta etapa sumados a la falta de descanso son duros pero en estos momentos también se vivirán experiencias únicas con el bebé que no volverán a repetirse. Es por eso que en Sanasté Studio siempre tienes la posibilidad de realizar ejercicio después del parto junto a tu bebé si así lo deseas.

Y recuerda, hagas lo que hagas y decidas lo que decidas, está bien.