Hoy vamos a hablar de los hipopresivos para reforzar el suelo pélvico y prevenir la incontinencia que puede llegar en el postparto tras unos meses (o incluso años). Después del parto tenemos que ser muy conscientes de que debe llevarse a cabo una “vuelta a la normalidad”. En las recuperaciones hay que poner mucho de una misma para conseguir las metas, y ésta no es diferente. Pero te damos ánimo, con una buena guía y práctica se puede conseguir.
¿Qué son los hipopresivos? La gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) consiste en el fortalecimiento del core generando una hipopresión en la cavidad abdominal.
Esta técnica, el fortalecer el suelo pélvico, ayuda a prevenir la incontinencia que puede llegar después de un año de haber dado a luz.

¿Cómo funcionan los hipopresivos?
Como en Sanasté Studio también tenemos sesiones de hipopresivos, vamos a contarte como trabajamos. Los hipopresivos se componen de dos partes, en primer lugar, de una técnica respiratoria y en segundo lugar trabajando la postura.

  • Técnica respiratoria: para ello en Sanasté vamos a realizar apneas respiratorias (al final de la espiración, sin aire, es cuando vamos a realizar el ejercicio). El movimiento voluntario vendrá desde el diafragma que realizará una apertura costal. Gracias al entramado fascial, este movimiento actuará como una “grúa” ascendiendo el paquete visceral y restándole presión a la base del tronco: el suelo pélvico. Con esto vamos a conseguir una actividad involuntaria de nuestra faja abdominal y del suelo pélvico.
  • Técnica postural: realizaremos unas posturas durante los movimientos respiratorios en las que vamos a trabajar principalmente musculatura postural. También trabajaremos brazos y piernas. Estas posturas harán que los ejercicios tengan más o menos intensidad y dificultad.

Gracias a la realización de hipopresivos conseguimos una reprogramación de la faja abdominal, no solo para su fortalecimiento y mejora estética sino también para que exista un trabajo óptimo de esta musculatura. Lo cual repercute directamente en el problema mencionado en el título: la incontinencia después de haber tenido un bebé, o más.

Con el trabajo de la faja abdominal se mejoran los problemas asociados a la incontinencia urinaria después del parto: se resta presión al suelo pélvico, realizando un ascenso visceral y eliminando una activación involuntaria de esta franja. Además de éste, que es el más común en mujeres que han estado embarazadas y han dado a luz, los beneficios son muchos más.
¿Te gustaría que hablásemos más sobre los beneficios de realizar hipopresivos? Nos encantará saber tu opinión, puedes escribirnos a través de nuestro Instagram.